27 de octubre de 2016

La Equidad y la Igualdad en el seno familiar

   Cuando Ariadna Godreau y Guilermo Rebollo Gil alistaron los materiales para comenzar su presentación, cerca de cincuenta caras esperaban atentas el segundo taller sabatino del Probono Enlace con Escuelas Públicas de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico. Titulado, ¿Importa la Equidad? Taller
   El evento, además, no se enajenó de conceptos que han adquirido una creciente exposición ante la palestra pública y resuenan en los medios por su carácter socialmente vigente. La perspectiva de género, la adopción entre parejas del mismo sexo y la reciente decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos de legalizar el matrimonio entre parejas homosexuales, figuraron entre las temáticas que lejos de provocar animosidad entre los estudiantes, estimuló un debate profundo.
   Sobre la perspectiva de género, los estudiantes abandonaron cualquier rastro de timidez y se envalentonaron a comentar y opinar sobre, entre otras cosas, los códigos de vestimenta que les imponen las escuelas a sus estudiantes y el trato palpablemente diferente que enfrentan las niñas en comparación con los niños, quienes mayormente tienden a ser penalizadas por incumplir con los mismos. Entre argumentos, muchas jóvenes se expresaron en contra de las normativas que se les asignan desde la infancia por su género y se expresaron sentirse discriminadas en sus escuelas cuando se les asigna unas instrucciones mucho más rígidas que a los varones. No obstante, todos coincidieron en el hecho que la perspectiva de género se debe trabajar y deconstruir desde el hogar con el aval de los padres y entre discusiones en el salón de clase.

sobre derechos de familia, la actividad, la cual se celebró el sábado 8 de octubre, tenía como eje entablar una discusión sobre los principios de equidad, de cara a la igualdad, en la familia, la justicia social y el discrimen en varias de sus facetas como por raza, clase social y género.
“No es suficiente que existan leyes antidiscriminatorias, el discrimen continúa”

sostuvo Godreau, quien es abogada de derechos civiles. Entre el variado espectro de situaciones que engloban discrimen y falta de acceso a la justicia, la abogada y profesora de materias civiles, informó que en la actualidad millones de personas sufren crímenes de odio, desapariciones inusitadas, violencia y torturas. La conferencista también lamentó que con frecuencia el Estado no cobija a los ciudadanos de instancias de esta naturaleza; puesto que, el artículo 68 del Código Civil describe el matrimonio como “una institución civil entre un hombre y una mujer”, dato que le priva a una población creciente las oportunidades de disfrutar de derechos básicos que gozan todas las familias de padres heterosexuales.
   En cuanto al trato desigual hacia las mujeres, el abogado y poeta, Guillermo Rebollo Gil, compartió unas cifras escalofriantes sobre las incidencias de violencia de género y feminicidios y expuso que el año pasado, diez mil (10,000) mujeres fueron víctimas de dichos crímenes en Puerto Rico. Finalmente, Rebollo Gil, también puntualizó que los derechos humanos “no van a elecciones, no son objeto de votación”, haciendo hincapié en la importancia de protegerlos.
  Concluida la presentación, los estudiantes se agruparon en montos de seis personas con el propósito de reformular el concepto de “familia” si se fuese a erradicar la definición que aparece en el Código Civil de Puerto Rico. Los probonistas que moderaron las discusiones, les presentaron diversos conceptos para alterar el panorama actual sobre dicha institución. Escritas en separadas tiras de papel aparecían las palabras: amistades, parejas del mismo sexo, adopción, abuelos, tíos, mascotas, entre otros, de las cuales los estudiantes debían determinar si las integraban a su colectiva definición de familia.
   El exitoso taller finalizó entre loas y aplausos pues, cada subgrupo contó con un representante quien expresó los significados que fueron producto de las conversaciones que suscitaron. Las estudiantes Yaneilys Ortega y Melanie Ramírez comentaron que, a pesar de estar familiarizadas con algunos términos, les gustó que tuvieron “la oportunidad de aclarar dudas y profundizar en estos temas”, articulando que la simbiótica dinámica de los profesores ayudó para un mayor entendimiento de estos temas de tanta envergadura.


Por: María de Lourdes Vaello Calderón
Editó: Lorena Gely

0 comentarios:

Publicar un comentario