14 de octubre de 2016

Derecho a Enlazarse

Taller de Derecho Constitucional Otoño 2016

   El programa pro bono Enlace con Escuelas Públicas celebró el pasado sábado, primero de octubre su primer taller sabatino en el Aula Magna de la Escuela de Derecho al cual asistieron cerca de cincuenta estudiantes de diferentes escuelas públicas de Puerto Rico.
    Titulado, Taller de Derecho Constitucional, el profesor José Nieto Mingo, dio comienzo al primero de
muchos talleres que se realizarán durante varios sábados con diversos enfoques en el ámbito jurídico. Como de costumbre, los estudiantes que componen los nuevos integrantes del programa, celebraron el comienzo de sus estudios legales como cualquier estudiante de la Escuela de Derecho; con tareas y lecturas previo al comienzo de su primer taller. “¿Por qué estudiamos Derecho Constitucional?”, con estas palabras que articuló el licenciado Nieto Mingo, inició la clase de Derecho en donde los estudiantes, o enlazados, pudieron discutir el rol estructuralista de la Constitución de los Estados Unidos de América, y los derechos individuales según esta y la Constitución del Estados Libre Asociado de Puerto Rico.

No hubo tema que no fomentara debates y discusiones entre los enlazados.

   El tema que causó más interés y generó mayor controversia fue el tema de los derechos individuales que promulgan ambas Constituciones. Sobre el derecho a la libertad de culto, el cual se discutió en el contexto
estadounidense, se incoó una ardua discusión entre algunos de los allí presentes quienes tendieron a limitar este derecho arguyendo que, no toda práctica religiosa se debe permitir y que los derechos deben atemperarse a los valores actuales. Por otra parte, otros arguyeron estar de acuerdo con la no limitación de este derecho.
   La clase de derecho constitucional culminó con una exhortación de parte del profesor y licenciado José Nieto Mingo, quien invitó a los estudiantes de las distintas escuelas superiores del país a que continuaran estudiando y si su interés era el estudio del derecho, vinieran a la Escuela de Derecho de la UPR, la cual catalogó como “la mejor escuela de derecho en Puerto Rico”, provocando fuertes olas de aplausos y ovaciones.
   Luego de la charla, los enlazados tuvieron la oportunidad de expresarse aún más sobre los derechos individuales estipulados en nuestra Constitución. Estos, junto a los pro bonistas que moderaron la actividad, realizaron un ejercicio para el cual se dividieron en seis grupos. La actividad se centralizó en plantear un escenario hipotético en el cual los estudiantes deberían seleccionar un derecho sobre otro teniendo en mente que la decisión erradicaría el otro en su totalidad. Estos debían debatir entre los siguientes panoramas: el derecho al voto v. la libre organización; la libertad de culto y separación de iglesia y estado v. el derecho a la educación primaria y secundaria, y, por último, el derecho a la libre expresión v. el derecho a la intimidad.


   Luego de argumentar en sus grupos, los participantes expresaron sus decisiones y la vía que utilizaron para fundamentar sus conclusiones. Se escucharon expresiones como, “…mediante la libertad de expresión podemos exigir la intimidad” y “…la educación es primordial y necesaria”, puesto que, según entablaron, esta representa “una unión de mentes abiertas que no permite que se establezca una religión exclusiva del Estado”. La rigurosidad de los debates fortaleció las opiniones sobre la importancia de los derechos, los cuales guardan estrecha relación los unos con los otros, y provocó un consenso colectivo sobre los peligros que enfrentan las personas cuando se limitan los derechos a juicio selectivo de unos cuantos.
   En conclusión, durante el primer taller se logró el objetivo de promulgar en los estudiantes una mirada crítica del derecho como es característico de la Escuela y de instruirles sobre los mismos. La actividad marcó el inicio de un camino que promete educar a los enlazados y probonistas en el gremio jurídico, puesto que este no debe estar desligado de los valores sociales ni de las urgencias que exige la actualidad.



Redacción: Harold Reyes Vizcarrondo
Edición: Maria de L Vaello

0 comentarios:

Publicar un comentario