31 de octubre de 2014

El legislador es similar a un coach



Taller de Procesos Legislativos

¿En qué consiste el procedimiento legislativo? ¿Cómo se aprueba una ley? Estos fueron algunos de los asuntos atendidos por la licenciada Maritza Torres Rivera de la Oficina de Servicios Legislativos durante la mañana del 18 de octubre de 2014. Los participantes del programa ENLACE con Escuelas Públicas escucharon con atención el taller ofrecido por la licenciada y no vacilaron en participar activamente del mismo. El énfasis del taller fue el proceso legislativo en la redacción de un proyecto de ley y sus diferentes etapas: iniciativa, investigación, radicación de proyecto, estudio y discusión, y firma en ambos cuerpos, aprobación y firma del Gobernador, y promulgación. 

licenciada Maritza Torres Rivera
La licenciada utilizó una gran variedad de ejemplos -regulación de uso de celulares, niños que piden dinero en la luz, tardanzas en las escuelas, entre otros- para presentar el procedimiento legislativo de una forma atractiva. También mencionó que el legislador es similar a un coach, ya que facilita la creación de política pública y “hace que el proceso sea efectivo”.

Los estudiantes, que ya llevan más de un mes participando del programa ENLACE, mostraron gran interés por el tema y su comportamiento, como siempre, fue estupendo. A su vez, hicieron preguntas acertadas y necesarias como: ¿cuándo puede un proyecto estar en ambas cámaras? ¿puede el Gobernador radicar un proyecto de ley? Algunos han demostrado interés en ser legisladores y no hay duda de que, además de la inteligencia y entusiasmo que ya poseen, este taller les permitió entender de forma más profunda el proceso legislativo y el rol que cumple dicha rama de gobierno en nuestra sociedad. 

Luego de la merienda los participantes del programa fueron divididos en cinco grupos (simulando las comisiones) para que hicieran argumentos a favor o en contra sobre un proyecto de ley que busca despenalizar la posesión de 14 gramos o menos de marihuana. El proyecto fue inventando por los probonistas Gabriel Navarro, Carlos Ramos y Orlando Velázquez, quienes estaban encargados de la segunda parte del taller: la aplicación de lo aprendido.


 En el grupo de ocho estudiantes que tenía a mi cargo, había algunos que no simpatizaban con el proyecto, pero tenían asignados preparar argumentos a favor del mismo. A pesar de la encomienda, hubo espacio para la discusión del proyecto y, aquellos que estaban a favor y en contra de este proyecto, pudieron ofrecer su opinión inteligente y respetuosa durante el rato que estuvimos reunidos. Debo añadir que los participantes del programa no dejan de sorprenderme, cuando conversan entre ellos y con nosotros se puede apreciar el interés genuino que tienen por los temas discutidos y por crear un mejor país. En fin, este espacio de discusión entre los participantes y los probonistas es, a mi entender, la justificación del existir de este programa.
Cuando regresamos del almuerzo ya cada comisión había seleccionado a un portavoz para que presentara los argumentos desarrollados en su comisión. Estos cinco portavoces hicieron un trabajo excepcional en presentar sus planteamientos y sostener porqué el proyecto debía o no ser aprobado. ¡Parecían todos unos profesionales! Luego hubo una sesión de preguntas de parte de los probonistas dirigidas a los portavoces. Estos contestaron sabiamente las preguntas y no titubearon en ningún momento, a pesar de que en su carácter personal tal vez estaban a favor de la postura contraria. En fin, fue una tarde repleta de todo lo que caracteriza a ENLACE: aprendizaje, discusión, intercambio de ideas, compañerismo y diversión. Agradecemos nuevamente a la licenciada Maritza Torres Rivera y a Carlos, Gabriel, Orlando y Josué por su esfuerzo, tiempo y dedicación. ¡Seguimos! 

0 comentarios:

Publicar un comentario