17 de abril de 2013

Mi Experiencia



Por: Xavier J. Ortíz Figueroa, Undécimo Grado, Esc. Secundaria U.P.R.
Participante de la Quinta Edición Talleres Sabatinos

Soy Xavier Ortiz, un joven promedio que llegó a los talleres de Enlace por casualidad. Tengo dieciséis años y curso el undécimo grado en la escuela superior de la Universidad de Puerto Rico. Mi escuela se dio a la tarea de informar a los estudiantes acerca de las intenciones que tenía la Escuela de Derecho con los jóvenes de escuelas públicas. Honestamente, nunca he tenido un interés concreto en estudiar Derecho.

Admito que el primer día estaba asustado. El primer día fue un día que marcó mi vida para siempre. Yo desde que tengo conocimiento soy la persona más tímida. Cuando me paré a explicar quien yo era como parte de la introducción, mis palabras fluyeron de manera inesperada. Sentí desde el primer día una seguridad que nunca había sentido al presentarme ante tanta gente.

Enlace me brindó una oportunidad de la cual nunca pensé que sería partícipe que fue la oportunidad de visitar al Tribunal Supremo de Puerto Rico. Nunca pensé tener una oportunidad de esta índole. A través del tiempo, he escuchado como muchos quisieron entrar y poder pasar por la experiencia de sentarse en el lugar de un juez del Tribunal Supremo con su mallete. Nunca olvidaré esa visita.

Quiero destacar una de las razones principales por la cual todos los sábados me levantaba con ansias de llegar a la Escuela de Derecho es por la gente. Conocí muchos estudiantes de toda la isla: muchos compañeros, muchos amigos y muchos hermanos. Cabe mencionar que los líderes fueron mucho más que líderes pues fueron nuestros maestros al igual que nuestros compañeros.

En fin, le quiero dar las gracias a todo aquel que fue clave esencial en todo el proceso de participación en los talleres. Le doy gracias a los líderes por darse a la tarea de educar. Los exhorto a que sean partícipes de esta experiencia. Es algo que si me ofrecen, sin pensarlo dos veces acepto. Gracias, familia Enlace.  

0 comentarios:

Publicar un comentario